El láser amarillo 557 nanómetros se abre paso como técnica para tratar las patologías de la retina

Los tratamientos con láser no son una novedad en oftalmología, pero la evolución de estos en los últimos años está mejorando cada vez más sus prestaciones. El láser amarillo  577 nanómetros, del que ya se ha demostrado su efectividad en un estudio clínico entre 252 pacientes , permite fotomodular el epitelio pigmentario de la retina y obtener un efecto terapéutico sin efectos secundarios asociados ni a corto ni a largo plazo.

La principal ventaja de este novedoso láser es que hasta la fecha se creía que era necesario destruir la retina neurosensorial (fotocoagular) aumentando la temperatura de la retina hasta 60ºC produciendo una cogulación de las proteínas para obtener un efecto terapéutico en las enfermedades de la retina. Todos los tratamientos láser tenían como objetivo destruir el tejido retiniano (destrucción permanente) para obtener un efecto terapéutico, a costa de perder campo visual y agudeza visual. Con el láser amarillo  577 nanómetros no se provocan daños en la retina ni se observa pérdida de agudeza visual o de campo visual .
Esta nueva tecnología permite tratar casos de enfermedades retinianas incipientes. Puede ser usado para tratar degeneración macular incipiente, pacientes con Drusas, en edema macular, retinopatía diabética, coroidopatía central serosa y en edema macular post trombosis venosa. En casos de Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) se intentado evitar o ralentizar la progresión de la enfermedad en estadios más avanzados,  algo que no se puede asegurar de manera taxativa pero que apuntan los últimos estudios.

Publicar un comentario